Час  27 днів 14 годин 56 хвилин

Координати 1265

Uploaded 22 серпня 2019

Recorded серпня 2019

-
-
122 m
-2 m
0
2,8
5,7
11,38 km

Переглянуто 46 раз(и), завантажено 1 раз(и)

біля Puerto de la Cruz, Canarias (España)

PUERTO DE LA CRUZ

Los primeros turistas que llegaron a Canarias lo hicieron a este lugar, que no ha perdido su íntimo sabor marinero a pesar de los cientos de miles de viajeros que recibe cada año. Todavía conserva intacto su muelle pesquero, adonde arriban temprano las barquitas con el pescado fresco. Sentarse en la plaza del Charco es un placer sublime. O tomarse un helado en alguna de las entrañables heladerías de sus alrededores. Luego está el privilegio de ver romper las olas en la costa de San Telmo, con el espectacular Lago Martiánez al fondo. Y todo eso conforma una postal maravillosa.

Aunque es el municipio más pequeño de Tenerife, con 8,7 km2, Puerto de la Cruz encierra atractivos como su casco histórico protegido o un amplio frente marítimo, perfecto para largos y sosegados paseos. Ocupa la costa del Valle de La Orotava en un impresionante paisaje presidido por los 3.718 metros de altura del Teide en su horizonte. Su agradable clima lo convirtió en el primer centro turístico de Canarias, desde que la Sociedad Médica Británica del siglo XIX lo recomendó como un enclave ideal. Cuenta con temperaturas que oscilan entre los 22 ºC y los 15 ºC que permiten disfrutar del mar, el aire libre y la tranquilidad durante todo el año.

Este municipio costero, de gran tradición hotelera con sus más de veinte mil camas turísticas, ha acogido a visitantes tan reconocidos como Alexander Von Humboldt, Agatha Christie, William Wilde, Michael Jackson, André Breton o The Beatles, entre otros. La combinación que crean sus jardines de flores, las playas de arena negra, su zona comercial junto al mar y sus pintorescas calles empedradas cautiva al visitante y le ofrece una gran variedad de actividades para toda la familia.

Puerto de la Cruz es considerado Lugar de Interés Turístico Nacional desde 1955 debido a su amplia historia como centro de descanso y vacaciones. Su valioso y cuidado casco histórico, con más de 140 edificios protegidos, es una delicia para los paseantes, tanto turistas como locales, que recorren sus calles durante todo el año. Tiene la mayor densidad de restaurantes y comercios de la Isla, con lo que las opciones para una comida y una jornada de compras son inagotables. Especialmente recomendable es visitar el tradicional barrio pesquero de La Ranilla, que desde 2014 cuenta con una propuesta innovadora, Puerto Street Art. Un museo al aire libre donde 13 artistas de fama mundial han plasmado sus obras en grandes paredes.

Puerto de la Cruz es también un destino ideal para practicar turismo activo y disfrutar de los más de mil kilómetros de senderos de la Isla, con la ruta 0-4-0 como máximo exponente. Su naturaleza exuberante permite también disfrutar de saltos en parapente a los pies del Teide. El mar ofrece multitud de actividades deportivas, desde paddle surf o bodyboard hasta buceo. Además, el espectacular tubo volcánico submarino conocido como La Rapadura atrae cada año a numerosos submarinistas expertos. Quien desee disfrutar del océano Atlántico con algo más de calma, puede elegir entre las piscinas naturales de San Telmo, las playas de arena volcánica o el complejo de piscinas Lago Martiánez.

EL JARDÍN BOTÁNICO DE PUERTO DE LA CRUZ: UN EDÉN DEL SIGLO XVIII

Aunque su nombre oficial es Jardín de Aclimatación de La Orotava, popularmente se le conoce como Jardín Botánico de Puerto de la Cruz. Su nombre se debe a que en el pasado el Puerto de la Cruz pertenecía al municipio de La Orotava. No debemos confundir su ubicación si lo vemos escrito así.

El siglo XVIII es el siglo de la Ilustración o de Las Luces y en él la investigación científica cobra mayor relevancia. Es el auge de muchas disciplinas, entre ellas la Botánica. Se empiezan a crear jardines botánicos en todo el mundo cuya misión no era meramente decorativa. Aunque el deseo vanidoso de decorar los palacios de los nobles con plantas exóticas siempre estuvo presente. En este marco se crea en 1788 el Jardín de Aclimatación de La Orotava por orden de Carlos III. Se pretendía reunir allí a las especies tropicales procedentes del Nuevo Mundo y aclimatarlas en un clima parecido al suyo antes de su traslado a los jardines reales de Madrid y Aranjuez. De la gestión del Jardín se encargó Alonso de Nava y Grimón, Marqués de Villanueva del Prado y una de las figuras más destacadas de la Ilustración en Canarias. El resultado fue que las plantas nunca pudieron aclimatarse al clima de la península, tan diferente al del norte de Tenerife. Por contra, el Jardín Botánico de Puerto de la Cruz se convirtió en un referente entre la comunidad científica de la época.

El Jardín Botánico de Puerto de la Cruz es el segundo más antiguo de España tras el de Madrid. En 1994 fue declarado Bien de Interés Cultural bajo la categoría de ‘Jardín Histórico’.

ERMITA DE SAN AMARO

Esta ermita se encuentra muy cerca de los Apartamentos Amedi y el mirador de la Paz. La Ermita de San Amaro es la edificación religiosa más antigua de Puerto de la Cruz, ya que data de 1591. En aquella época toda la zona hoy ocupada por hoteles y servicios aledaños era una importante necrópolis guanche en cuyos acantilados se hallaron yacimientos arqueológicos aborígenes. Sin duda deberías entrar a esta pequeña ermita si has decidido visitar Puerto de la Cruz. De ella llama la atención que pese a su sencilla arquitectura fuera uno de los más importantes centros de peregrinación de todo el Valle de la Orotava, ya que a ella acudían peregrinos desde numerosos pueblos de la isla para celebrar sus fiestas (San Amaro), el día 15 de Enero de cada año.

MIRADOR DE LA PAZ

El Mirador cuenta con dos alturas conectadas por unas escaleras, zonas ajardinadas y bancos. Se encuentra dentro de la zona residencial de La Paz, es por ello que en esta zona dispone de una gran variedad en hoteles en Puerto de La Cruz. Está situado al borde de los conocidos como «Los Acantilados, Ladera y Cuevas de Martiánez«. Ofrece una panorámica general de la zona más nueva del Puerto de la Cruz y, sobre todo de la Playa de Martiánez y del Complejo Turístico Municipal Costa de Martiánez, así como una parte del muelle pesquero, la costa del Valle de La Orotava y si el tiempo lo permite, también veremos la Isla de La Palma. Este lugar es el comienzo del Sendero de La Costa que discurre por todo el litoral, cruza el barranco de La Arena, hasta llegar a la Playa de El Boullo, o si quieres continuar hasta la Playa de Los Patos y El Ancón.A un lado del mirador hay varias esculturas, y entre ellas, un busto dedicado a la famosas escritora inglesa Aghata Christie, ya que durante su estancia en la ciudad, la panorámica que se observa desde el mirador le sirvió de inspiración para su novela ‘El Enigmático Míster Quin’.

CAMINO DE SAN AMARO

Es difícil que a estas alturas el olor a mar no nos haya vuelto locos así que, al igual que las tortugas, avanzamos hacia la costa siguiendo su olor. Desde el Mirador de continuamos nuestra andadura enfilando el paseo de San Amaro primero (este toma la trasera del Hotel Puerto de la Cruz, punto de inicio de nuestra ruta) y el conocido como «Camino de las Cabras» después.

CAMINO DE LAS CABRAS

Aquí hacemos una parada para degustar uno de los mejores manjares de Tenerife, el famoso «zaperoco» o su versión sin licor el «barraquito«. Corre el rumor de que por aquí se prepara el mejor zaperoco de Puerto de la Cruz. ¡Hay que probarlo!

El Barraquito

Se trata de un café típico de las islas Canarias aunque es en Tenerife donde más se consume. Generalmente se sirve en un vaso mediano capaz de soportar la explosiva mezcla de la que se compone.

Leche condensada, Licor 43, café, leche natural en forma de espuma, canela, una pequeña corteza de limón y canela en polvo. Una exquisitez para aquellos amantes del café. Fuera como fuere, esto de los zaperocos siempre genera controversia pues no hay dos recetas iguales, así que lo mejor es salir ahí fuera, visitar Puerto de la Cruz y probar cuantos más mejor. Existe una variación del zaperoco que no lleva licor y que se conoce como barraquito.

PLAZA DE VIERA Y CLAVIJO

El camino de las Cabras nos lleva directamente a la "Plaza de Viera y Clavijo", en cuyo centro se encuentra el busto de este ilustre naturalista e historiador (El Realejo Alto, Tenerife 1731 - Las Palmas de Gran Canaria 1813) a cuya memoria está dedicado el Jardín. La escultura, obra de Plácido Fleitas, data de 1956.
Las paredes que bordean la plaza muestran los escudos de cada una de las siete islas Canarias más un octavo que representa a los islotes situados al norte de Lanzarote (el llamado Archipiélago Chinijo). En esta plaza también podemos ver ejemplares de "amargosa" (Vieria laevigata), única representante de un género endémico de Tenerife.
A los lados, y por encima de esta plaza se encuentra una interesante muestra del cedro canario (Juniperus cedrus), especie arbórea muy apreciada por su madera noble y aromática. Actualmente es sumamente raro encontrar esta especie en estado silvestre a causa de la persecución sufrida por su valiosa madera, y los ejemplares que se conocen se encuentran confinados a paredes escarpadas y casi inaccesibles.

PLAYA MARTIÁNEZ

Playa Martiánez se encuentra a los pies de sus propios acantilados. Unos acantilados de enorme importancia no solo etnográfica, por la presencia de yacimientos guanches que ya comentábamos anteriormente, sino por su elevado valor geológico y ecológico. Los acantilados alcanzan una altura de 50 metros hasta el mirador de La Paz. En esta ladera, hasta bien entrado el siglo XX, manaba una fuente natural de agua que durante años se dijo que era de las mejores de la isla. Es Playa Martiánez el lugar ideal para aprender a hacer surf. Varias escuelas de este divertido deporte organizan campus y clases para iniciarte en esto de cabalgar las olas pues las condiciones marítimas son ideales para ello en esta franja de costa.

LAGOS MARTIÁNEZ

Obra del polifacético artista lanzaroteño César Manrique supuso uno de los grandes hitos turísticos de la ciudad allá por los años 70. El Lago Martiánez es un complejo de piscinas creadas artificialmente pero con el mimo que solo su ideólogo podría imaginar. Es su piscina principal la que más llama la atención pues dispone de una gran fuente utilizada para llenar el vaso principal con 25.000 m³ de agua de mar.

No nos olvidemos que antes de esta gran piscina se construyeron otras 2 piscinas para adultos y 1 para niños lo cual supone un espacio total de más de 100.000 m² de piscinas, zonas ajardinadas y monumentos inspiración de César Manrique tales como el monumento a la ola o la escultura Barlovento. El Precio de la entrada es de 5€ para adultos.
Dentro de las instalaciones tuvimos la suerte de presenciar una exhibición de Lucha Canaria con jóvenes participantes.

ERMITA Y PLAYA DE SAN TELMO

Casi íntimamente ligado al Lago Martiánez (al menos en las piscinas más situadas al oeste) podríamos decir que se encuentra la pequeña y familiar playa de San Telmo así como su remozado paseo y ermita. Desde la trasera de la ermita se obtiene una magnífica panorámica de algunas de las piscinas del Lago Martiánez y de San Telmo.
La playa de San Telmo, cariñosamente conocido también como bajío de San Telmo, es el lugar de baño de muchos portuenses durante gran parte del año. San Telmo consta de una pequeña playa donde disfrutan los más pequeños y a su alrededor numerosos charcos o piscinas naturales que invitan a un baño para descubrir los secretos del fondo del mar (si lo de arriba es un paraíso lo que encuentras bajo sus aguas no deja indiferente a nadie).

MIRADOR PUNTA DE VIENTO

Desde aquí hay unas preciosas vistas de toda la costa y sus acantilados. Hay una escultura “Spectator”que fue realizada en bronce por al artista portuense Arnoldo Evora. Es una escultura moderna y un tanto híbrida, pero representa a una mujer contemplando el océano.

EXCONVENTO DE SANTO DOMINGO

En este lugar todos los años se hace una exposición de Bonsáis.

AYUNTAMIENTO

El edificio de la sede central del ayuntamiento, salas consistoriales y otras dependencias, fue construido sobre el solar de un convento que la orden de los dominicos tenía en la ciudad, razón por la cual la calle adyacente tomó el nombre del fundador de la orden, Santo Domingo. El convento se mantuvo en pie hasta el último tercio del siglo XVIII (1778) en que un voraz incendio lo destruyó casi totalmente. Actualmente presenta dos partes bien diferenciadas: Por un lado encontramos el antiguo convento, donde incluso puede apreciarse aún parte de lo que fue el campanario, y por otra, una nueva fábrica como resultado de la reforma realizada en 1973 sobre el solar que ocupaba la empresa Yeoward, dedicada a la exportación.

PLAZA DE EUROPA

La forma de fortaleza balconada de esta amplia plaza y los seis cañones de los siglos XVIII y XIX ubicados junto a la empalizada le da un aspecto majestuoso. Es una de las plazas más representativas y emblemáticas del Puerto de la Cruz. Fue construida de tal modo que hace recordar a las antiguas fortalezas que defendían a la ciudad desde la costa de los posibles atacantes marítimos que se acercaran a ella. En el centro de la Plaza de Europa se encuentra además una fuente de forma octogonal, así como algunas esculturas conmemorativas de personajes como Francisco de Miranda, un descendiente portuense que emigró a Venezuela y que rinde homenaje a los emigrantes que tuvieron que abandonar sus queridas Islas Canarias para buscar un futuro mejor en otros lugares del mundo donde por aquel entonces existía una prosperidad mayor.

CASA MIRANDA

Debe su nombre a que en Siglo XVII habitó en ella La Familia Miranda, de los cuales, Francisco de Miranda fue considerado “El Precursor de la Emancipación Americana” contra el Imperio Español. Está declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 2009. En la Plaza de Europa, justo enfrente de la Casa Miranda se construyó un busto dedicado a Francisco de Miranda. La escultura fue realizada en 1973 y es un homenaje a los canarios que viven en Venezuela, tal y como puede leerse en la placa conmemorativa del pedestal.

BATERÍA DE SANTA BÁRBARA

Es una fortificación defensiva, fue mandada construir para defender el Puerto Viejo de los posibles ataques de piratas y corsarios. Destacan la colección de cañones de los siglos XVIII y XIX cedidos por el Ministerio de Defensa el año 1992, en memoria los que en su día hubo (eran cuatro, dos de hierro y dos de bronce, con los escudos de armas de Portugal y Holanda, ya que provenían de un buque holandés).

EL MUELLE DE PUERTO DE LA CRUZ

Entramos en la zona más tradicional y con mayor sabor marinero de la ciudad, probablemente lo más típico al visitar Puerto de la Cruz. El muelle de Puerto de la Cruz revolucionó la ciudad a partir del siglo XVII pues a través de él se producía una enorme actividad comercial relacionada, principalmente, con el plátano y el vino.
Aquí es donde podemos tomar una de las imágenes más típicas del municipio, la playa del muelle, el edificio de la Real Aduana y la popular escultura de la pescadora (donde es casi obligatorio detenerse a tomar una fotografía).

CASA DE LA REAL ADUANA

La Antigua Casa de la Real Aduana, es uno de los edificios de estilo tradicional canario de mayor valor histórico y arquitectónico de la isla de Tenerife y el edificio civil más antiguo que se conserva en la actual ciudad turística de Puerto de La Cruz, ubicada en el entorno del viejo muelle pesquero, testigo fiel de la importancia económica y comercial que tuvo este muelle en el pasado, a tal punto, que llegó a ser catalogado por el rey Fernando VII como la “llave de la isla”, como se simboliza en su escudo heráldico.

Fundada en 1620 por la familia Franchi, se trata de una casona del siglo XVII, posteriormente arrendada a la Real Hacienda. Por Casa de la Aduana se entendía el conjunto arquitectónico conformado por la Batería de Santa Bárbara, antiguo resguardo de la Real Aduana, la cual estaba artillada con cuatro cañones para la defensa de los barcos que fondeaban cerca de la punta del muelle viejo y de la que hoy sólo se conserva la escalerilla de piedra que bajar al mar, construida en 1741; y, la residencia de los Prieto – Alfaro, descendientes de los Franchi, quienes posteriormente la arrendaron a la Real Hacienda para acomodar en ella las dependencias de las aduanas como residencia de los almojarifes o administradores hasta 1833, año en que pasa a Santa Cruz de Tenerife.Adosada a la Casa de la Aduana aparece una cruz llamada “La Carola”. La más antigua de las que se tiene conocimiento en el Puerto de la Cruz, es muy probable que haya sido la primera, marcando la cristianización y de donde la ciudad tomó su nombre.
El Cabildo de Tenerife compró la casa a la familia Baillon en el año 1997. Y, después de someterla a un proceso de restauración, la ha convertido en un centro sociocultural y de exposiciones. La Casa de la Real Aduana, testigo inalienable de la apasionante historia de Puerto de La Cruz.

LOS MURALES EN LA RANILLA

Continuando nuestro recorrido y desde el muelle podemos acercarnos a la calle Mequinez donde da comienzo un agradable recorrido por parte del barrio de La Ranilla descubriendo los coloridos y atractivos murales en Puerto de la Cruz . Proponemos una forma diferente de recorrer el barrio más tradicional del Puerto de la Cruz, el barrio de los pescadores (La Ranilla) que se ha inundado de color gracias a las distintas obras de arte callejero que adornan fachadas y paredes que antes lucían huérfanas de vida.

Esta propuesta de murales en Puerto de la Cruz se le dio el nombre de Puerto Street Art. Una propuesta de arte fugaz, pasajero, breve o efímero con la que se pretende que tanto los locales como los turistas hagan un recorrido por la ciudad descubriendo cada una de las obras que se han realizado, a la vez que interactúan con la vida local descubriendo pequeños restaurantes situados en rincones de auténtica belleza pues los murales se encuentran localizados en un entorno con auténtico sabor marinero.

EL CASTILLO DE SAN FELIPE

El castillo fue uno de los cuatro fortines que en la antigüedad defendieron la ciudad. Comenzó a construirse en 1599 en una zona en la que se disponían dos lánguidas plataformas dotadas con pequeños cañones que ya habían demostrado su eficacia al rechazar un ataque pirata perpetrado por cinco navíos.

Múltiples han sido los usos a los que ha sido destinado el Castillo de San Felipe a lo largo de sus casi cuatro siglos de existencia. Desde baluarte defensivo de la costa portuense -especialmente durante los siglos XVII y XVII-, hasta los usos más variopintos como improvisado lazareto, enfermería, ciudadela, almacén, restaurante, sociedad de tiro al plato y al pichón, y en tiempos más recientes una importante función cultural.

JARDÍN DE PIEDRAS

Al lado de Playa Jardín, sorprende ver numerosas "esculturas" de piedras, algunas de ellas jugando un equilibrio sobresaliente, realizadas a mano por un artista de la calle con gran paciencia, en una escena surrealista y que tú, si lo deseas, puedes ampliar.

COMPLEJO PLAYA JARDÍN

El Complejo Playa Jardín, compuesto por Playa Jardín, Playa chica y Punta Brava, es uno de los lugares más emblemáticos del Puerto de la Cruz. Diseñado por el artista César Manrique, estas playas se integran en un bello entorno con numerosos jardines de especies vegetales endémicas, cascadas de agua y cuevas de piedra.
Las playas se encuentran muy cerca del famoso Loro Parque, y cuentan con varias escolleras para que puedas nadar cómodamente. Si sales fuera del alcance de ellas debes de tener algo más de precaución, ya que el oleaje puede ser más fuerte.

EL POLVORÍN

A 50 metros del Castillo se conserva el antiguo almacén de pólvora o Polvorín, justo enfrente del cementerio municipal.

CAPILLA DEL CALVARIO

Ermita del Calvario, está situada en la Calle de San Felipe, aproximadamente desde 1766, cuando se construye este Calvario en la parte alta de la roca, se fija en una basé de mampostería con una cruz desde el naciente hacia poniente. Su parte frontal estaba compuesta de una balaustrada de madera incluida su puerta, en la parte interior la roca estaba ahuecada y en un sitial estaban colocadas las tres cruces.

MUSEO ARQUEOLÓGICO

El Museo Arqueológico de Puerto de la Cruz se encuentra albergado en un inmueble de los siglos XVIII y XIX que se encuentra ubicado en la calle El Lomo.

El Museo Arqueológico de Puerto de la Cruz fue situado en esta histórica edificación tras su restauración en 1991. En su interior alberga una interesante colección sobre la cerámica aborigen, así como restos momificados guanches, valiosa cartografía del siglo XVII, y otras piezas de gran valor.

Su exposición permanente sobre La Cerámica Guanche, es una interesante colección que invita a realizar un recorrido a través de los diferentes aspectos de la vida cotidiana, la magia y la muerte del pueblo guanche.

PLAZA DEL CHARCO

La plaza del Charco es, tradicionalmente, uno de los rincones más populares del municipio. Su nombre proviene de un charco de agua de mar que se formaba en el centro de la misma. Aunque ha sido reformada en los últimos años, conserva la pila con una ñamera, laureles de indias y unas impresionantes palmeras.

IGLESIA DE LA PEÑA DE FRANCIA

Nuestro camino continua rumbo a la Plaza de la Iglesia. Es en esta plaza en cuyo interior se encuentra la patrona de la ciudad, la Virgen del Carmen a quién el martes previo al 16 de julio de cada año se la saca en procesión.

La iglesia de la Peña de Francia se localiza en plena Plaza de la Iglesia. En el exterior llama la atención su torre campanario visible desde numerosos puntos de la ciudad. La Peña de Francia es la iglesia más importante del municipio. En su interior observamos un bello artesonado mudéjar tan típico de las construcciones religiosas canarias. Destaca el estilo barroco del interior de la iglesia, especialmente el del Retablo Mayor.

JARDÍN DE ORQUIDEAS SITIO LITRE

El jardín más antiguo de Tenerife, con más de 220 años, posee una mansión privada que data de 1730. Sus propietarios han decidido abrir el mágico jardín al público, con curiosidades como la mayor colección de orquídeas de la isla, el drago más grande y antiguo de Puerto de la Cruz, y reminiscencias de importantes visitantes como el famoso botánico, explorador y descubridor alemán Alexander von Humboldt o Agatha Christie
Cuenta con un café y boutique especializada en productos típicos y una exposición de diferentes pinturas cedidas por los Reales Jardines Botánicos de Londres en Kew, con el cual hay un acuerdo de colaboración.
Замок

Batería de Santa Bárbara

Пляж

Casa de la Aduana, Museo de arte contemporáneo, Playa del Muelle

Waypoint

Mural Navios Volátiles

Waypoint

Mural Urban Warriors, de PichiAvo

Waypoint

Mural Puffyn

Waypoint

Mural Si puedes soñarlo Puedes Crearlo

Waypoint

Mural Roa

Waypoint

Mural Ritual

Музей

Museo Arqueológico

Waypoint

Mural Kob tropical

Waypoint

Mural La Eterna Juventud

Сакральна архітектура

Capilla del Calvario

Замок

El Polvorín

Замок

Castillo de San Felipe

Waypoint

Jardín de Piedras

Пляж

Playa Jardín

Waypoint

Plaza del Charco

Парк

Parque de San Francisco

Сакральна архітектура

Iglesia Nuestra señora de Francia

Waypoint

Mural Jugar Gratis

дерево

Jardín de Orquídeas Sitio Litre

дерево

Jardín Botánico

дерево

Bromelias

дерево

Flores

дерево

Flores

дерево

Parque

Сакральна архітектура

Parroquia de San Amaro

panorama

Mirador de la Paz

Перехрестя

Camino de San Amaro

Перехрестя

Camino de las Cabras

Provisioning

Bar El Camino. Especialidad Barraquito.

дерево

Plaza Viera y Calvijo

Пляж

Playa Martianez

Озеро

Lagos Martiánez

Озеро

Lagos Martiánez y exhibición de lucha Canaria

Сакральна архітектура

Ermita de San Telmo

Озеро

Piscina natural San Telmo

panorama

Mirador del viento

Building of interest

Exconvento de Santo Domingo. Exposición de bonsáis

Waypoint

Ayuntamiento

дерево

Árboles

дерево

Flores

Сакральна архітектура

Parroquia de San Amaro

panorama

Mirador de la Paz

Building of interest

Plaza de europa

Building of interest

Casa Miranda

Коментарі

    You can or this trail