-
-
1 265 m
826 m
0
4,3
8,6
17,2 km

Переглянуто 32 раз(и), завантажено 1 раз(и)

біля  Patones de Arriba, Madrid (España)

(Permitidme dedicar este track a Rosita -mi mujer-, Olga, Pepe y Juanjo, grandes y viejos amigos - no confundir con amigos viejos- , y con quien tuvimos el honor de compartir una jornada llena de acontecimientos y le-gen-da-ria, que recordaremos de por vida).


Ruta circular de 18 kms aprox. para habituales senderistas que quieran realizar una larga "pateada" sin dificultad técnica y con un desnivel moderado-medio (880-900 m. ASC).

Iniciamos esta espectacular ruta en el parking (no residentes) de Patones de Arriba, atravesamos la parte baja del pueblo y en pocos minutos nos adentramos en el barranco que el arroyo de Patones lentamente ha ido creando. Seguiremos las acertadas y cuidadas señales del GR-300 (Senda Genaro), siempre en dirección a El Berrueco. A escaso cuarto de hora de cruzar la carretera M-133, abandonamos el GR-300 y, después de un giro de 90 grados a derechas, ascendemos por duros cortafuegos en busca de la espigada y "cantarina" antena que domina Cabeza de Cerugea, donde nos desviaremos por su izquierda por un sendero fantástico lleno de sorpresas con tendencia descendente al embalse del Atazar regalando al senderista bonitas vistas. Pero... de repente... qué poquito dura la alegría en la casa del pobre... llegamos a la variante Olga (pregunten a su marido Pepe por el término), un desvío transitable que remonta un barranco donde los riñones deben emplearse a fondo. Instantes después, girando a la izquierda, terminaremos un descenso por un cortafuegos.

Es la hora de relajarse en un principio y de "apretar los machos" más adelante, entre serpenteantes, cómodos y divertidos senderos hasta culminar en el punto más alto de la jornada, El Cancho de la Cabeza(1260 m.). Desde aquí bajada a tumba abierta de regreso al pueblo de Patones de Arriba, buscando el inconfundible aroma del humo de la leña ardiendo y de las más que merecidas viandas.

Sin dudarlo, y con el debido respeto al resto de interesantes ofertas, la mejor elección para culminar un espléndido día sería reponer fuerzas en el Jardín del Poleo (menú del día insuperable) o El Poleo (alta cocina a un precio razonable). Nuestros amigos Paco Bello, al mando de esta pionera, inteligente y valiente apuesta, y Cristian, mano derecha y responsible infatigable, harán que la magia aparezca en cualquier instante. Su profesionalidad, amabilidad y "verdá" está fuera de cualquier duda. Un Diez sobre Diez.


Amigos, no os perdáis esta ruta y sed felices.

Коментарі

    You can or this trail