Час  8 годин 46 хвилин

Координати 1929

Uploaded 30 серпня 2017

Recorded серпня 2017

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1 200 m
516 m
0
4,9
9,8
19,53 km

Переглянуто 1207 раз(и), завантажено 24 раз(и)

біля  Chirripó, Cartago (Republic of Costa Rica)

Para llegar al punto de inicio, se sigue esta ruta:
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14468824

Nosotros caminamos desde el punto marcado como "carro" de la ruta anterior, por lo que a este track se le deben sumar 12 km, 6 bajando y 6 subiendo, con un desnivel de 900 metros por tiro !!!


Shinabla (Segunda pre-gira para Cerro Matama)
La cita era a las 8pm el 26 de agosto en Cartago. El plan: viajar de 8pm a media noche e iniciar caminata a media noche del domingo 27 de agosto, proyectando caminar unas 16 horas y regresar al carro a las 4pm del domingo, habiendo logrado conocer la escuela de Shinabla después de caminar unos 36 km.
En principio era como el Chirripó subibaja, pero “más fácil” porque eran menos km y menos altura… Pues vámonos entonces !
--------------------------------------------------------------------------------------------------
Detalle del viaje, sábado 26.
La llegada al punto de inicio fue a eso de las 9pm, comimos fuera de presupuesto y empezamos a rodar como a las 10pm, solo 2 horas de desplome.
Habíamos perdido ese mismo día a 1 pasajero, por lesión, al ser solo 5 fuimos en un único carro. Al ser las 11pm estábamos en Turrialba recogiendo a unos de los hermanos “arma secreta” y el grupo estaba ya completo.
De ahí al punto de inicio es un viaje largo, yo iba manejando y no recuerdo en que momento cambié con otro compañero para manejar, ahí cambió de sábado a domingo…

Domingo 27: Shinabla Ironman !
El domingo empezó como a las 2am, recuerdo que dormí una hora en el carro y antes de iniciar acordamos dormir un rato más, una media hora, dentro del carro.
Luego de un medio descanso, empezamos a caminar pasadas las 2:30am. En poco más de una hora estábamos en el río Chirripó. Decidimos descansar en unas acogedoras piedras, viendo cientos de estrellas fugaces, de tamaños que al menos yo nunca en mi vida había visto.
La bajada del carro al río es realmente pesada, se podía hacer en carro, pero está el miedo de que después por el barro no suba.
Luego de descansar y de desayunar, seguimos el camino, entramos a una parte que ninguno conocía, donde ya no se entra más que caminando (o en cuadra o moto o caballo, o sea todo menos carro). Se sube una cuesta, luego se baja, bordeando la montaña donde está el hito Yik, que según entiendo significa Nariz en Cabecar, lo que tiene sentido porque esa montaña parece una nariz.
Luego de un rato de caminar se llega a la escuela de Shikiari o Xikiari (en la hoja el rio sale con X). Ahí dormimos otro rato más, nos despertamos a las 5:40 am y seguimos caminando.
Más adelante se cruza el río Xikiari y se empieza a subir. En realidad la ruta es mucho de columpios, sin contar la descomunal bajada de 6km y más 800 metros desnivel que está al inicio (y al final…)
Le dimos buen rato, en un punto se ven una cataratas a lo lejos, muy impresionantes. Ahí fue donde recordamos que es casi obligatorio andar un dron en este tipo de viajes.
Desde ese punto logramos ver también al Cerro Tigre (o al menos eso porfié yo) donde resalta la cumbre secundaria que posee, coronada por el Hito Bita.
Al lado del Tigre, más o menos, se veía el Alto Ayil (igual, a mi juicio eran esos) y a la derecha del Alto Ayil, el mar a lo lejos. (Esta última línea me recordó a alguien… pero bueno yo no llevaba la cuchilla militar al pecho).
Confieso que para este punto, yo ya sabía cuál era el final de la historia, pero seguimos adelante, pasamos por una casa donde la fiesta estaba a todo dar. Al vernos todos entraron en casa (como pasa casi siempre y no los culpo para nada).
Uno de ellos salió a saludar y recibimos algo de información sobre el cerro Matama. Seguimos un poco más y en la siguiente casa informé al grupo que definitivamente yo no podría seguir. Mis rodillas iban en mal estado y tenía claro que me esperaban al menos 16 km de caminata de regreso al carro.
La gira estaba en lo más y mejor, no herido, no enfermos… pero en mi caso, con un dolor de rodillas que hace 8 años no sentía (en mi primer Chirripó) y por primera vez en una gira, solicito retorno únicamente por cansancio, no tengo otra excusa.
Estábamos a 2,5 km de la escuela de Shinabla, en línea recta, unos 3,5 km o bien hora y media según los locales.
Era llamativo porque estábamos a solo 6 km de la cima del Matama, pero a 9,5 km del carro (ambos lineales)
Sabiamente decidimos regresar, no derrotados, pues en la última casa visitada, al preguntar dónde estábamos o cómo se llamaba el lugar, escuchamos esa respuesta tan ansiada: “Shinabla”… sin embargo, está claro que ese no era el objetivo, sino la Escuela de Shinabla, de la cual un tal Jhonny tiene las llaves (digo, por si van y está cerrada).
Antes de regresar, escuchamos testimonios (siempre confusos) de que es posible subir el cerro Matama y que hay camino hasta el otro lado, el río Telire.
Estuvimos también largo rato viendo una montaña, delirando, diciendo que era la falda del Matama… pero no era correcto.
El regreso fue normal, vimos lo que unos creemos que fue una erupción del Turrialba, logramos ver de día lo que no vimos de noche, los columpios eran infinitos, pero el viaje valía totalmente la pena.
Logramos ver mucha gente al ir saliendo, en verdad que esta zona no está para nada despoblada y está lejos de ser “una ciudad perdida”, es toda una comunidad, un país prácticamente, donde hay muchos pueblos y viven muchísimas personas.
De regreso pasamos por la escuela de Alto Almirante, nos llamó poderosamente la atención el tema #3 del examen de estudios sociales, “Reconocer la dominación y maltrato sobre los indígenas en la época colonial”
Al salir de ella fuimos a una casa para abastecernos de agua (pues en ESTAS ZONAS ES PROHIBIDO TOMAR AGUA DE QUEBRADAS O RÍOS, ESTARÁ PROBABLEMTNE CONTAMINADA), y fue duro porque el agua corría, habían dos niños y ningún adulto.
Claramente, por respeto como es debido, no ingresamos y no abastecimos agua. Felizmente eso no nos pasó factura, pero en el momento fue dramático.
En la bajada pasamos de nuevo a Shikiari, esta vez descansamos en el colegio. Para sorpresa había internet (no es nuevo, en Sitio Hilda también hay). Estuvimos ahí buen rato.

Después de eso, caminar ya cansaditos hasta el río Chirripó, siempre con un clima excelente. Vimos algunos cruces para tomar hacia el sector de Boyey, que está en planes.

Al llegar al río descansamos un rato, vimos como hasta pasan caballos por el puente, lo cual se ve bien difícil (convencer al caballo).

El cierre es el ascenso hasta el carro, son 6km de pura subida, infinitos ! ! Se suben casi 900 metros y es realmente fuerte, en especial porque en ese momento ya llevábamos 26 km caminados y como 31 horas despiertos.

Para visitar la zona recomiendo llamar a un indígena llamado Omar (el waypoint con un # de teléfono) el ofrece hospedaje. Dijo que su teléfono estará operativo a partir del 19 de septiembre de 2017.
OMAR
Habían varios, solo anoté este.
Desde acá se ven unas impresionantes cataratas!
Supuestamente había señal de celular.

4 коментарів

  • Фото Oscar Upegui

    Oscar Upegui 11 вер. 2017

    Que buen relato y que buenas fotos, Felicitaciones por compartir su aventura.

  • Фото Tierra Adentro

    Tierra Adentro 12 вер. 2017

    Gracias, cuando ande por acá no dude en contactarnos y vamos a caminar !

  • Фото Tierra Adentro

    Tierra Adentro 8 квіт. 2018

    Tierra Adentro se ha ido.
    Si tienes duda de la ruta,
    consúltale a los compañeros de ruta de Tierra Adentro!

  • Eloy GarciaGarcia 14 трав. 2018

    Saludos, he visto que la ruta es un poco complicada...
    Se podría hacer el recorrido con una persona o tendría que ser en un grupo?

You can or this trail