-
-
64 m
29 m
0
1,9
3,7
7,49 km

Переглянуто 141 раз(и), завантажено 3 раз(и)

біля Casa de Megina, Andalucía (España)

Bonita ruta que se puede hacer andando o en bicicleta, siempre paralela al arroyo Riopudio. La ruta completa va desde su nacimiento en Salteras, hasta su desembocadura en Palomares del río, pero yo hice sólo el tramo de Bormujos a Almensilla. Han recuperado el entorno del arroyo para hacer una senda transitable y lo cierto es que está muy coneguido. La sombra será abundante en unos años, pues actualmente los árboles que han plantado a lo largo de todo el sendero (que son muchos), son jóvenes y no dan mucha sombra, pero para hacer en época de frío o un día nublado, como el que me tocó a mí, está bien.
La ruta comienza muy cerca de la venta Rocío Chico, frente a la que hay otro salón de celebraciones. No son ventas, sino salones (si tenéis la idea de desayunar ahí antes de empezar la ruta, olvidaos. Yo tuve que volverme a Bormujos porque como tales ventas, no funcionan). Se puede dejar el coche ahí mismo y a unos metros, está el cartel de incio del sendero. Durante todo el camino, éste será de ripio, lo que te servirá para distinguirlo de otros caminos con los que cruzará durante el trayecto. Aunque en realidad, no tiene pérdida, pues está muy bien señalizado y en los cruces de caminos, hay carteles indicadores. También hay dos áreas de descanso: la del puente romano y la del azud del molino. La primera es má grande y muy bonita, pues como su propio nombre indica, hay un puente romano, actualmente restaurado, que se puede cruzar. Bajo él hay un vado que te permite cruzar el arroyo. Tuve la suerte de coincidir con una carreta de bueyes que cruzó el arroyo por ese vado. Encontré multitud de golondrinas y otros pájaros que llenaban el aire con trinos de forma espectacular. Como era primavera, tras una época muy lluviosa, el campo estaba completamente florecido y el paisaje era muy bonito.El único inconveniente que le encuentro es la multitud de torres de electricidad a lo largo de todo el camino, aunque la frondosidad del campo les retaba importancia. También se puede ver a lo largo del camino algunas presas pequeñas que dan cierto encanto al paseo.
En resumen, es un sendero agradable por una zon sin altibajos, con un paisaje despejado. Para bicicleta, es mejor hacer el camino por la Cañada de las Islas, pues es de tierra compacta y resulta más cómodo que el ripio.

Коментарі

    You can or this trail