Координати 490

Uploaded 30 січня 2014

-
-
1 324 m
1 008 m
0
3,2
6,4
12,89 km

Переглянуто 1114 раз(и), завантажено 26 раз(и)

біля Sacañet, Valencia (España)

GR-10, sector 6/Javalambre: Sacañet - Abejuela (tramo uno de cinco).

Iniciamos la ruta en Sacañet recorriendo los siguientes parajes:
Las Eras, Barranco de la Bellida, La Cañada de Pascual, El Corral de Elías, Lomica de en Medio, El Puntal de los Volteales y El Carrascal (a la vuelta realizamos una pequeña variante subiendo al repetidor de TV y al vértice geodésico de la Bellida).

COMPLEMENTO
Se encuentra Sacañet en una zona considerada de media montaña, con una altura superior a los 1.000 m en casi todo el término, una orografía complicada, carente de cursos de agua que ha determinado la escasa utilización del suelo para el cultivo (el agua potable para Sacañet va canalizada 12 km desde La Salada); la ganadería sin embargo, aprovecha los abundantes pastos y el monte bajo.

Altas cimas como el Resinero (1.430 m), La Bellida (1.323 m), Los Majones (1.278 m) pertenecen al anticlinal triásico que forman las sierras de Andilla y Calderona.

Cruzan el término los barrancos: Rabosera, Bellida, Majanos, Navajo Royo que vierten sus aguas al Turia y sus fuentes son: Salada, Carrasca, La Teja, y Las Salinas.
Teresa Casquel Tomás
Waypoint

inicio

Sacañet (en valenciano Sacanyet) es un pequeño municipio de la Comunidad Valenciana, España. Situado en la provincia de Castellón y perteneciente a la comarca del Alto Palancia. El término municipal se encuentra situado al suroeste de la comarca en la vertiente sur de la sierra de El Toro siendo por ello muy montañoso destacando entre otros el pico de la Bellida a 1334 msnm. Está situado en las estribaciones de la sierra de la Bellida y en sus faldas muere la sierra la Calderona. Este especial municipio está situado a 1015 msnm y su carácter es de frío o muy frío en invierno y templado o fresco en verano. Debido a su orientación al norte su humedad es mayor que la de la mayor parte del municipio y sus vistas en días claros alcanzan a ver el emblemático pico de Peñagolosa (pico más alto de la Comunidad Valenciana). Su pluviometría es en casi su totalidad nival, aunque hay varias excepciones anuales en las que la lluvia hace acto de presencia.
Перехрестя

derecha

Dejamos la falda de la Loma Rasa.
руїни

Corral de Elías

Cercano a la cañada Real de Aragón a Valencia y una balsa para el ganado (Navajo de Elías).
Перехрестя

izquierda

руїни

Cantera de los Ventisqueros

Los ventisqueros son construcciones semiexcavadas en el terreno, a ser posible en emplazamientos poco expuestos a la insolación por su orientación, de planta circular, con sólidos muros de mampostería que sobresalen del terreno para incrementar la capacidad de almacenamiento. En algunos casos en estos pozos de nieve se aprovechó desniveles del terreno como vaguadas para reducir el movimiento de tierras. Los muros de cerramiento se caracterizan por su grosor y sólido diseño, construidos de mampostería bien aparejada, lo que exigió la utilización de gran cantidad de este material, obtenido in situ y de alguna cantera excavada en el paraje. En La Bellida los pozos de nieve se difundieron desde el siglo XVII, su número aumentó durante los siglos XVIII y XIX y se mantuvieron en uso hasta que la competencia de sistemas de producción artificial de hielo convirtieron este sistema en un anacronismo en el primer tercio del XX. Diversas instituciones construyeron o poseyeron ventisqueros para atender sus necesidades y obtener ingresos con la comercialización de la nieve, entidades que podían financiar estas costosas obras. De este modo poseyeron ventisqueros en La Bellida, la Cartuja de Porta Celi, el Colegio del Corpus Cristi o el Hospital General de Valencia. En el exhaustivo inventario realizado por Jorge Cruz Orozco y por Josep Mª Segura i Martí, recogido en su magnífica publicación “El comercio de la nieve. La red de pozos de nieve de las tierras valencianas”, consignaron la existencia de cuarenta y cuatro ventisqueros en La Bellida y sus inmediaciones hacia La Salada. En los ventisqueros se acumulaba la nieve recogida en los alrededores tras las nevadas, una actividad desarrollada laboriosamente y en difíciles condiciones por vecinos de los lugares cercanos. La nieve se almacenaba prensada, con capas alternas de paja para incrementar su impermeabilidad y con una cobertura superior. Esta nieve, transformada en hielo, permanecía en el ventisquero hasta el verano cuando se cortaba en bloques para su transporte. El transporte se realizaba a lomos de caballerías, en bloques envueltos en cáscara de cereal y paja, un traslado que se realizaba de noche para reducir la incidencia del sol y las temperaturas elevadas. Los muleros que realizaban el transporte, también gente de los pueblos vecinos, caminaban durante muchas horas a lo largo de la noche, primero a través de las sierras y luego por el llano, para llegar a su destino con la mayor parte de la carga. La obtención, almacenamiento y transporte de la nieve incidió directamente en los pueblos de alrededor, donde se convirtió en una actividad productiva relevante. Representó únicamente una ocupación complementaria a otras actividades en Alcublas aunque resultó decisiva en Sacañet y sobretodo en Canales, asentamiento cuyo desarrollo y economía local dependía en buena medida de la nieve por lo que fue un lugar singular. Como curiosidad el comercio de este producto impulsó el flujo de trabajadoras, al menos durante los siglos XIX y XX, desde Alcublas hacia las horchaterías o heladerías de Valencia.
Перехрестя

derecha

La vegetación, debido al clima es de tipo estepario.
Ризик

cruce CV-241

Seguimos el zigzag, hay una casa con una era empedrada delante. Luego seguimos en zigzag hacia la izquierda, dejando una entrada que baja a una casa.
Waypoint

retorno

Canales favorecido por la legislación del segundo cuarto del siglo XIX constituyó un municipio tras su segregación de Begís, cabecera de la histórica encomienda homónima, en 1842 y contó con parroquia propia. Posteriormente su escasa entidad y recursos impulsó su agregación al municipio de Sacañet, del que forma parte desde entonces. Canales es un pequeño asentamiento entre los 1170 y los 1200 metros de altitud, orientado al mediodía, en la confluencia de un pequeño barranco con la cañada de cultivo de la Hoya de Canales, entre las cabeceras del barranco del Pozuelo, que se dirige hacia Alcublas, y el de la Cingla, que desciende hacia Andilla. Su ubicación en este lugar de tradicional tránsito ganadero entre Aragón y el Mediterráneo, entre las tierras del Palancia y el Turia, favoreció su orientación ganadera, aún patente en los numerosos corrales existentes. La escasa tierra de cultivo próxima constituyó un complemento decisivo, una garantía para la autosuficiencia alimentaria, mientras que la nieve completó las limitaciones de estos recursos. Este apartado lugar sufrió las consecuencias de la desaparición del comercio de la nieve y posteriormente del retroceso ganadero, patente en la evolución negativa de la población. En ese contexto y por si ello no fuera suficiente, la zona resultó afectada como frente de batalla durante la Guerra Civil. La ofensiva sobre Valencia iniciada el 13 de julio de 1938 permitió a los franquistas alcanzar La Salada el día 19 y dominar este estratégico lugar, paso previo a la penetración hacia la llanura litoral valenciana por este sector, una actuación suspendida por el inicio de la Batalla del Ebro el 25 de julio. Estos combates, que alcanzaron su máximo exponente en las cercanas cumbres de la Salada, patente en los sucesivos contraataques, supusieron la estabilización del frente en el lugar durante los ocho meses finales de la guerra con el consiguiente tránsito de tropas y la adecuación de defensas como las trincheras aún visibles en La Bellida. Canales sufrió los efectos de los bombardeos y resultó parcialmente destruido. Con posterioridad parte de las viviendas fueron reconstruidas por Regiones Devastadas, organismo estatal que en la posguerra ejecutó obras de esta naturaleza en una decena de pueblos del valle del Palancia. Todo esto incidió negativamente en un retroceso que se aceleró con la crisis de la sociedad tradicional y de la pobre agricultura local. Actualmente Canales es un pequeño asentamiento de segunda residencia y de temporal estancia de propietarios agrarios en la zona. Merece la pena observar el conjunto de corrales y alguna casa o construcción anexa tradicional, sencilla arquitectura popular adaptada a la escasez de recursos y el rigor climático, los singulares bloques de viviendas de Regiones Devastadas con la Iglesia de santa Bárbara, el edificio destinado a escuela y horno, etc. Pero la imagen actual de Canales muestra el predominio de construcciones modernas, adaptaciones de las preexistentes o de nueva planta, en una combinación de estilos y de diferente disponibilidad de medios que llega a resultar curioso por la diversidad de actuaciones. Canales y sus inmediaciones son el punto de partida idóneo para un recorrido por La Bellida. Desde aquí se puede disfrutar de las amplias panorámicas del entorno mientras se visita los distintos ventisqueros, algunos tan espectaculares como el de los Frailes, que fue utilizado como atrincheramiento durante la Guerra Civil, o los restos de trincheras, camino de la cima. El recorrido permite observar restos de los escasos y pobres bancales dispersos por el área, una muestra de las difíciles condiciones en que se desarrolló la actividad agrícola en este lugar. En lo alto destacan la antena de telecomunicaciones y más allá el pilar que sitúa el vértice geodésico. Contigua a la antena, al sur, se halla la cantera de donde se extraía la piedra, con restos de cabañas de mampostería y una pequeña aunque agradable fuente cubierta.
Waypoint

repetidor TV

вершина

La Bellida (1323 msnm)

Vértice geodésico catalogado como de vehículo T.T., situado en la Sierra de la Bellida, en un páramo totalmente despejado. Reseña Vértice Geodésico: ftp://ftp.geodesia.ign.es/Red_Geodesica/Hoja0639/063930.pdf

Коментарі

    You can or this trail