Час  6 годин 37 хвилин

Координати 1162

Uploaded 24 січня 2016

Recorded січня 2016

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1 276 m
612 m
0
4,6
9,2
18,4 km

Переглянуто 2075 раз(и), завантажено 108 раз(и)

біля Villalangua, Aragón (España)

Entre los Mallos de Riglos, y el pirineo, se encuentra la Sierra de Santo Domingo, catalogada como espacio protegido. En su cara Norte, se sitúa un paraje de singular belleza, como es la Foz de Salinas.

Para llegar desde Zaragoza, tomamos la A-23, hasta la ciudad de Huesca, sin entrar en ella, tomamos la salida 360 hacia Ayerbe, donde cogemos la A-132, pasando por las poblaciones de Ayerbe, Murillo de Gállego y Salinas de Jaca.

Nada más dejar atrás esta población, cogemos el desvío hacia el pequeño núcleo de Villalangua, al cual llegamos por una estrecha carretera, paralela al cauce del río Asabón, que muere a las afueras del pueblo, y en el que hay habilitado, un pequeño aparcamiento, donde dejamos el coche.

La ruta más frecuentada, es realizando la subida hasta la Osqueta, pasando por la Foz de Salinas, siguiendo el PR-HU97, y regresando por el mismo sendero. Nosotros en esta ocasión, vamos a “darle un vuelta de rosca”, a la ruta tradicional, y realizaremos un recorrido circular.

Aunque el sentido de la marcha da igual, nosotros la vamos a realizar en sentido antihorario, ya que la niebla cubre todo el entorno, y esperamos que a medida que transcurra la mañana, se vaya disipando.

Sin más preámbulos, iniciamos la circular desde el mismo aparcamiento, continuamos por la pista de tierra, siguiendo la ruta de las Pardinas, paralelos al cauce del río Asabón, el cual cruzamos por un puente de piedras, dejándolo a nuestra derecha, y alcanzando rápidamente, la Caseta Tarrancal, donde tomamos la pista de la izquierda, por la que nos adentramos en un espeso pinar, donde la procesionaria esta haciendo estragos.

Siguiendo el barranco de los Chuanes, poco a poco, vamos ganando desnivel, la pista describe diversas zetas, y sobre la cota 760 alcanzamos el campamento de los Chuanes.

Después de una corta pausa, continuamos caminando por la pista durante un kilómetro, alcanzamos un cruce de pistas, donde tomamos la que sale a nuestra izquierda, y por la que seguimos dirección S, cogiendo altura entre la niebla, que parece disiparse por momentos.

Próximos a la cota 1000, dejamos atrás el pinar, alcanzamos el collado Pelaire, desde el que obtenemos una amplia panorámica, hacia el Norte de los pirineos, y al Este de característica W, que forma la Osqueta, que hoy será uno de los objetivos del recorrido.

Tras disfrutar de las vistas, retornamos a la pista, descendemos al trote durante unos metros, hasta que de nuevo, nos internamos en el pinar, ahora en suave ascenso, atravesando el cauce del barranco de los Chuanes, que nace unos metros por encima de donde nos hayamos.

A medida que vamos ganando desnivel, el pinar se va aclarando, hasta prácticamente desaparecer, sobre la cota 1275 alcanzamos la Collada de l'Achar,, desde el que podemos ver toda la muralla natural, conocida como el Achar, franqueable tan solo en su punto intermedio, en el conocido como Portillón de la Osqueta, hacia la que nos dirigimos.

Desde la collada, iniciamos el descenso por pista, hacia los corrales de la Rabosera, la pista serpentea, y alcanzamos una pequeña pradera, en la que aprovechamos que pega el sol, para descansar un rato, y comer algo.

Mientras comemos, vemos una flecha amarilla, que indica hacia el Portillón de la Osqueta, nos fijamos más adelante, y observamos una marca de pintura amarilla, lo que nos hace pensar, que existe un sendero, que recorra toda la muralla natural.

Como nos pica la curiosidad, decidimos cambiar el plan original, por lo que abandonamos la pista, y comenzamos a seguir las marcas amarillas, que al principio nos llevan por las trazas de una trocha, que en algunos puntos se pierde, pero que enseguida se convierte en un claro sendero, por el que entre matorral bajo, y algún pino, alcanzamos la base de la muralla natural

Pegados a ella, aprovechamos para trotar por una amplia faja, desde la que disfrutamos de unas bonitas vistas de los bosques de Agüero, y de la cara Sur de la Sierra de Santo Domingo, mucho más boscosa.

A pesar de estar en invierno, en esta zona hace bastante calor, ya que los cincuenta metros de altura que que tiene toda la cresta rocosa, y que nos encontramos en la cara Sur, hace que el calor se concentre, y nos tengamos que quitar las prendas de abrigo.

Después de tres horas y media de caminata, llegamos al Collado de la Osqueta, la W, que hace un rato veíamos entre la niebla, desde el Collado Pelaire.

En este punto, lo normal sería descender hacia la Foz de Salinas por el PR-HU97, pero nosotros, queremos alargar un poco más la ruta, y vamos a subir al Pico La Sousa, que se encuentra al final de la cresta rocosa.

Antes de continuar, disfrutamos un rato de las vistas, después seguimos el PR-HU97, hacia Aguero, durante medio kilómetro, hasta que este comienza a descender hacia la pista que va a los Corrales de la Rabosa, donde lo dejamos, y continuamos pegados a la pared de la roca, por una trocha, que cada vez, se va cegando más, hasta ser casi impenetrable.

Cuando el avance es prácticamente nulo, decidimos subir a través de una canal, entre bojes, hasta llegar a la punta de la cresta, por la que avanzamos despacio durante poco más de cien metros, hasta enlazar con la pista de tierra, que sube desde los Corrales de la Rabosera, y que tomamos en sentido ascendente durante poco más de cien metros, hasta que esta muere.

Justo a mano izquierda, vemos que sale un sendero, así que lo cogemos, y comenzamos a ganar desnivel, hasta alcanzar en poco más de cinco minutos, la cima del Pico La Sousa, en el que hay una caseta de vigilancia forestal, y un pequeño pino, en lo más alto de la cresta.

Aprovechamos las bonitas vistas que tenemos del pirineo, la Sierra de Guara, y la Sierra de Santo Domingo, para hacer una pausa para tomar algo; después regresamos sobre nuestros pasos, hasta el collado de la Osqueta, donde iniciamos el largo descenso, que nos ha de llevar de nuevo hasta la población de Villalangua, y por el que en fuerte pendiente, nos internamos en un espeso pinar.

Poco a poco, la pendiente va decreciendo, salimos a cielo abierto, donde ya podemos ver la formación rocosa de la Foz de Salinas, y los restos del pueblo de Salinas Viejo, en el que destaca aún en pie, la torre de la Iglesia de Santa Magdalena, a que llegamos en poco más de diez minutos.

Aunque la iglesia se encuentra en estado ruinoso, todavía se mantiene en pie, así que accedemos a su interior, hacemos unas fotografías, y salimos fuera, para dar un paseo por los restos de Salinas Viejo, que se construyo en este lugar, por la existencia de una explotación de sal, que suministraba sal al Santuario de Ruesta.

Tras la visita, regresamos al sendero principal, por el que continuamos el descenso, ahora por un bonito tramo, en el que los robles, el musgo y los bojes, pueblan ambas orillas, siempre paralelos al cauce del barranco del Salau, cuyas aguas se filtran de vez en cuando en el sendero, por lo que avanzamos por un tramo acondicionado con pasarela.

Cerca de la Foz de Salinas, nos detenemos un instante, para disfrutar de tan magnifico paraje, en el que los buitres se posan en sus afiladas agujas.

Después, descendemos unos metros más, cruzamos por un puente, el cauce del barranco, y alcanzamos la Fuente de la Rata, lugar en el que el barranco se precipita sobre la toba, formando una preciosa cascada.

Absortos, con tan magnífico paisaje, es hora de reemprender la marcha, los días son cortos, y debemos apresurarnos, para llegar con luz a Villalangua, por lo que seguimos el descenso, atravesamos la Foz de Salinas, por el tajo que ha formado a su paso el barranco del Salau, y unos metros más adelante, alcanzamos una bifurcación del PR-HU97, donde tenemos la opción de ir a Salinas Nuevo, o a Villalangua, opción esta última que escogemos.

Siguiendo el sendero hacia Villalangua, cruzamos el barranco Salau, por una pasarela de hormigón, y nos adentramos en un corto, pero bello tramo de bosque, tomando de referencia las marcas blancas y amarillas del PR.

De nuevo a cielo abierto, nos detenemos un instante, para observar unas margas, que se sitúan al otro lado del barranco; después, seguimos descendiendo por el sendero durante trescientos metros, hasta llegar a una bifurcación, donde continuamos todo recto, por un camino de tierra, por el que alcanzamos el cauce del río Asabón, que cruzamos por una pasarela metálica.

Una vez en la otra margen, remontamos una corta rampa, por la que accedemos a Villalnagúa, por la que callejeamos, hasta salir al aparcamiento, desde el que ahora si, tenemos unas bonitas vistas de la Foz de Salinas.

Tras algo más de seis horas y media, finalizamos está bonita circular, al precioso paraje de la Foz de Salinas, a la que sin duda regresaremos, ya que existen algunas opciones alternativas, a los caminos habituales, que queremos investigar.
Табірна стоянка

Campamento Los Juanes

Гірський перевал

Achar de la Osqueta

Перехрестя

Intersección

Водоспад

Cascada de la Rata

Перехрестя

Desvío hacia la derecha

Точка шляху

Enlace con Pista

Перехрестя

Enlace Sendero (Flecha Amarilla)

Панорама

Foz de Salinas

Перехрестя

Inicio de la Canal

Вершина

Pico La Sousa (Antena)

Руїни

Salinas Viejo (Ermita)

Стоянка

Villalangua (Aparcamiento)

4 коментарів

  • Фото SCRosal

    SCRosal 10 трав. 2018

    Estupenda circular

  • Фото Diario de un Caminante

    Diario de un Caminante 26 вер. 2019

    Si. a nosotros nos gusto mucho.

    Gracias por comentar

  • Patxirrin 1 квіт. 2021

    I have followed this trail  View more

    Me ha encantado la ruta, desde la mitad del recorrido que abandonas la pista. La he hecho en formato Trail running
    Las formaciones rocosas y la cascada me han parecido preciosas, gracias por el aporte

  • Фото Diario de un Caminante

    Diario de un Caminante 1 квіт. 2021

    Hola Patxirrin.

    Si, la pista se hace algo larga, yo creo que es mejor al revés, pero a nosotros nos salió un día con niebla y lo hicimos de esa forma, esperando que se fuera la niebla y tuvimos suerte. Una circular muy bonita.

    Gracias por comentar y valorar.

You can or this trail