Скачати

Довжина

10,68 km

Набрана висота

582 m

Складність

Легко

вниз

582 m

Max elevation

373 m

Trailrank

41

Min elevation

3 m

Trail type

Loop

Час

5 годин 2 хвилин

Координати

2052

Uploaded

14 липня 2021 р.

Recorded

липня 2021
Be the first to clap
Share
-
-
373 m
3 m
10,68 km

Переглянуто 48 раз(и), завантажено 1 раз(и)

біля Santoña, Cantabria (España)

Iniciamos la ruta al pie del fuerte San Martin. Tras ascender las escaleras que nos llevan hasta la entrada del fuerte continuamos por la carretera que, bordeando los acantilados, nos lleva en dirección a las alturas del Buciero.
Al poco, la carretera se transforma en una pista de montaña donde aflora la roca y ascendemos rodeados de encinas y laureles. A nuestra derecha un murete de piedra nos separa de los cortados.
No tardamos mucho en llegar a una curva de la pista, donde ya podemos ver una vista espectacular sobre el Peñón del Fraile, el mar y la costa de Laredo frente a nosotros.
Algo más adelante, la Casa de la Leña y un desvío, a nuestra izquierda, que nos introduce en el encinar.
El paisaje, a medida que nos vamos introduciendo más y más por las entrañas del bosque, se vuelve espectacular. Pasamos por una antigua explotación de mineral de hierro, con sus curiosas formaciones, para llegar después a una hondonada encharcada conocida como el Valle de los Avellanos.
Allí mismo hacemos un brusco giro a la derecha para empezar a subir en dirección a las cumbres del Buciero y el Ganzo. De camino todavía tenemos ocasión de contemplar buenas vistas en un claro del bosque.
Llegamos a una bifurcación, donde tomaremos a la izquierda para ir primero hacia la Cruz del Buciero. El terreno karstico se hace aquí más evidente y hay que andar con algo de cuidado para no meter el pie en un mal sitio.
Desde la Cruz tenemos vistas espectaculares sobre las marismas y los pueblos de alrededor.
Para llegar al alto de la Zarceta, donde ondea la bandera de Cantabria, hemos de caminar con cuidado por el karst y subir el pequeño promontorio rocoso. Descendemos retomando el camino por el que subimos hasta llegar a la bifurcación que dejamos atrás y tomar ahora hacia la izquierda para dirigirnos a la otra cumbre próxima: el Ganzo.
En toda esta zona el afloramiento rocoso hace más lento el avance y hemos de andar con cuidado rodeando el mogote calcáreo y subiendo por un estrecho corredor o chimenea para llegar a la cumbre del Ganzo, con su vértice geodésico.
Descendemos un poco para seguir hacia la derecha y empezar la parte más delicada de la ruta, la bajada del Ganzo. Ha llovido recientemente y hay que andar con ojo para no resbalar. La conjunción de pendiente, arcilla húmeda, roca y verdín hacen que haya que tomarse la bajada con tranquilidad. Eso si, el paisaje sigue deparándonos rincones preciosos.
Llegamos a una nueva encrucijada. Hemos de tomar a la izquierda y girar inmediatamente a la derecha. Un vistazo al track no estaría aquí de más. A partir de aquí vamos a llanear un poco antes de iniciar la subida a la Atalaya. Solo la parte final de la subida tiene un par de escalones de piedra. El resto no presenta complicaciones.
Desde la Atalaya también tenemos buenas vistas.
Bajamos por el camino de subida y continuamos después recto en nuestro descenso hasta llegar a una construcción y su despejada campa de ganado. Aquí el barro se adueña del camino y tenemos un corto trecho bastante embarrado.
Tras pasar un vallado terminamos por salir a una pista hormigonada. Primero en descenso y, al llegar al cruce con el camino de bajada al Dueso, en corto pero fuerte ascenso hacia el fuerte del Mazo.
Al llegar a sus inmediaciones dejamos a nuestra izquierda el Polvorín del Helechal y, sin entretenernos en el mencionado fuerte, iniciamos el descenso por la carretera, de vuelta a nuestro punto de partida.

Ruta realizada con los compañeros y compañeras de "Los Lunes al Monte".
Фотографія

Fuerte San Martin

Construido a comienzos del S. XVII sobre un promontorio donde existía previamente una ermita dedicada a San Martín, aunque en 1614 constase tan sólo de una plataforma con cuatro piezas de hierro. A lo largo de los dos siglos posteriores sufrió numerosas rehabilitaciones hasta su configuración actual. En 1684 comienzan las obras para la construcción del “castillo”. En 1701, con motivo de la Guerra de Sucesión se reconstruye, armándolo con ocho piezas de artillería. En 1726 San Martín era una estructura de cerca de 650 m2 de superficie, las dependencias se disponían al norte, y la batería a barbeta al sur. Por su deterioro, en 1763 se realizan pequeñas reparaciones, pero debido a la escasez de medios se abandona en favor del fuerte de San Carlos. En 1805, con motivo del apoyo a Napoleón en su guerra con Gran Bretaña, se realizan varias obras de mejora, que no varían esencialmente el fuerte. En 1810, durante la Guerra de la Independencia, el ejército napoleónico mejora sustancialmente las defensas y se construye un cuartel para tropa; En 1855, reinando Isabel II y ante el fuerte descontento político que daría lugar a la revolución de 1868, se presenta un proyecto de nueva planta con la configuración que encontramos hoy, demoliendo la antigua batería. Las obras se acabaron en 1863 con tres plantas y disposición para 43 cañones, pero el fuerte ya resultó obsoleto para guerras. En 1876, debido a problemas de humedad, se sustituyeron los parapetos de tierra en la cubierta por piedra. https://castillosdelolvido.com/fuerte-de-san-martin/
Фотографія

Mirador - Punta del Fraile

Originalmente existía un faro a la entrada de la bahía de Santoña, en el promontorio conocido como Punta del Fraile. Sin embargo, no marcaba bien la costa por lo que en 1859 se decidió la construcción del Faro del Pescador.
Фотографія

Casa de la Leña

Al parecer, en origen, se trataba de una fortificación militar donde existía una guarnición de soldados.
Точка шляху

Izquierda - Senda

Фотографія

Antigua Mina de Hierro

En el entorno hubo a principios del s.XX actividad minera a cielo abierto del que queda la evidencia de pequeñas catas. Se dice que existía un tunel que finalizaba al borde del acantilado, bajo la Casa de la Leña, desde donde se precipitaba el material para ser recogido por barcos.
Фотографія

Valle de los Avellanos

El abandono de la mina permitió que las especies atlánticas, más adaptadas a las condiciones climáticas actuales, sustituyeran en gran medida a la vegetación preexistente de carácter mediterráneo (encinar relicto). Sobresale el avellano, especie colonizadora por excelencia y que en esta dolina ha conformado un peculiar valle. También se observan otras especies atlánticas como el roble, el haya o el acebo.
Точка шляху

Hacia arriba por la derecha

Фотографія

Vista

Точка шляху

Bifurcación Buciero-Ganzo

Фотографія

Karst

Con el nombre de karst (procedente de Karst, nombre alemán de la región italo-eslovena de Carso), se conoce a una forma de relieve originada por meteorización química de determinadas rocas, como aquí la caliza, que se van disolviendo dando lugar, en superficie, a acanaladuras y agudas crestas en las rocas.
Фотографія

Cruz del Buciero

La estructura tiene una altura de 7 metros y una anchura en los brazos de cuatro. No es la primera que se puso. Anteriormente el vecino santoñés Francisco Clavero Sedano colocó otras tres en el mismo lugar. La primera se enclavó el 15 de agosto de 1983. Era rústica, formada por dos largos y gruesos palos, y por ello no duró mucho. Al cumplirse tres años, el 15 de agosto de 1986, se colocó otra segunda, que era de aluminio, pero al ser su punto más débil la base de sujeción, acabó cayendo ladera abajo, después de tres años. El mismo vecino fue quien construyó y financió la estructura que se colocó el 30 de abril de 1989. Estaba formada por piezas para facilitar su transporte, para luego montarlas sujetándolas con espárragos, tuercas y tornillos como si fuera un mecano. Presidió el Buciero durante 3 décadas y siete meses, viniéndose abajo durante el temporal de finales de Noviembre de 2019. Reparada in situ, volvió a ser recolocada el 27 de Diciembre de 2019. https://www.eldiariomontanes.es/dmontana/historia-cruz-pico-20191203184543-ntvo.html
Фотографія

La Zarceta 364 m.

Vecina al lugar donde se encuentra la Cruz del Buciero, esta cima es denominada también indistintamente como Buciero.
Точка шляху

Chimenea

Un estrecho pasillo en ascenso que da paso a la cumbre del Ganzo.
Фотографія

Ganzo 376 m.

Точка шляху

Izquierda

Точка шляху

Derecha

Точка шляху

Izquierda

Точка шляху

Foto

Точка шляху

Izquierda

Точка шляху

Encrucijada - Izquierda y Derecha

Фотографія

Atalaya 318 m.

Su aspecto actual data de mediados del s.XIX, pero el uso de este estratégico emplazamiento es muy anterior, pues se tienen referencias de que ya en el s.XI se utilizaba para el avistamiento de ballenas. Este puesto de vigilancia se comunicaba con el Fuerte del Mazo mediante espejos, de día, y hogueras al caer la noche.
Точка шляху

Pista

A partir de aquí caminamos por una pista hormigonada que, después, se transformará en pista asfaltada.
Фотографія

Polvorin del Helechal

Se ordenó su construcción en 1861 para dar servicio al Fuerte del Mazo. Ubicado en un lugar desenfilado y desierto para minimizar los efecto de una explosión. Tiene planta cuadrangular y un solo pararrayos, con un muro perimetral de ladrillo. Fuente: Un presidio Ynconquistable - Rafael Palacio Ramos
Точка шляху

Fuerte de Mazo

Llamado así en atención al peñón sobre el que se asienta, que domina todo el Norte y Oeste de la bahía de Santoña y permite batir todos los puntos de un posible ataque. Se le conoce popularmente como Fuerte de Napoleón por traslado del topónimo desde el original Fuerte Imperial o de Napoleón. Su construcción fue ordenada por el general de ingenieros francés Gavir D'Abadie a finales de 1812. Fuente: Un presidio Ynconquistable - Rafael Palacio Ramos
Точка шляху

Desvío - Bajada del Salticón

Un desvío, a mano derecha, proporciona un descenso rápido, de acusada pendiente, hacia Santoña.

Коментарі

    You can or this trail