-
-
2 057 m
862 m
0
16
32
64,07 km

Переглянуто 4896 раз(и), завантажено 49 раз(и)

біля Campelles, Catalunya (España)

Domingo 09/10/11 Ribes de Freser-Refugi de Tregurà-Collada Verda
Como ya viene siendo costumbre en los Coyotes, cada año hacemos una salida algo especial, tanto por lo que respecta al lugar, a la dureza y al final, marcado con una buena comilona de hermandad.
El día 9 de Octubre ha sido el elegido para llevar a cabo esta salida. El lugar: Ribesaltes, el Refugi de Tregurà y la Collada Verda (Pirineo Oriental).
Las casualidades del destino ha querido que nuevamente hayamos sido diecisiete los bikers que finalmente hemos podido hacer esta salida (tal y como pasó con la ascensión al Puigmal). Muchos hemos repetido, otros tantos han venido de nuevos y algunos se han quedado esperanzados en poder realizarla el año que viene (a ellos especialmente le dedicamos esta crónica).
Así pues, a las 6:00 de la mañana, y como siempre en el cuartel general de los Coyotes, nos hemos dado cita Transformer, Galdor, Garbanzo Cocío, el Manitas, el Calambres, el Nublado, Tumbabierta, Tiralee, Tote, el Rodillas, Jose, Lucio, Antoni y el Capitán Fanegas. Más tarde, en Ribes de Freser se unirían al grupo Vistu, Javi y José Luis.
Cargamos la furgoneta, ocupamos nuestros lugares en los vehículos y aproximadamente a las 6:30 ponemos rumbo a Ribes de Freser, donde llegamos aproximadamente a las 7:30. Hace algo de fresquito, pero ciertamente menos de lo que esperábamos encontrar. Después de los saludos y presentaciones a los recién incorporados al grupo, nos preparamos para la gran ruta.
Aproximadamente a las 8:00 damos el pistoletazo de salida (eso sí, después de las fotos reglamentarias de grupo) y nos dirigimos hacia el pueblo.

Atravesamos Ribes de Freser de abajo a arriba y tomamos la carretera que sale por la derecha del pueblo en dirección a Pardines. Los primeros metros a pesar de ser subida se hacen muy cómodamente por el asfalto. Los primeros rayos de sol comienzan a hacer acto de presencia y pronto nos daríamos cuenta de que el día, lejos de ser frío, resultaría incluso caluroso.
Aproximadamente en el kilómetro 3 de la carretera nos encontramos con un desvío a la izquierda con una señal de indicación muy especial: Ribesaltes-Tregurà. Este es el desvío que debemos de tomar. Comienza ahora una subida por una pista cimentada, con algo más de desnivel que la carretera, pero igualmente de fácil hacer. Poco a poco vamos ascendiendo. Pasamos por Ribesaltes y podemos comenzar a disfrutar de algunas de las vistas de la Vall de Ribes: Ribes de Freser abajo, la Serra Cavallera por encima y al fondo, en dirección contrario el ya conocido Puigmal.
Seguimos subiendo, todavía por asfalto. Llegamos a la curva donde nos encontramos el camino que viene de Fustanyà y del Serrat. Aquí hacemos una parada para reagruparnos y sobretodo para quitarnos ropa, pues poco a poco vamos entrando en calor, debido tanto al esfuerzo físico como al sol que cada vez calienta con más insistencia.
Retomamos la marcha y no tardamos en llegar al camino de tierra. Comienza ahora la parte más larga y monótona de la ruta. Primero llegamos al cruce del camino que lleva al refugio de Ribesaltes. Aquí, volvemos a reagruparnos y seguimos rápidamente siempre en subida constante. Vamos poco a poco haciendo kilómetros y kilómetros hasta que llegamos a la zona del Bosc de Pardines, justamente por encima de este pueblo unos 700 m más de altura. Nuevamente, volvemos a hacer una parada para rehacer el grupo, ya que en tantos kilómetros de subida, éste se va estirando debido a los ritmos diferentes de cada uno de nosotros.
Desde este punto del camino podemos contemplar ante nosotros la Serra Cavallera, con el Taga (2039 m.) como pico más alto.

Reanudamos la marcha y comienza ahora una zona con un poco más de pendiente. Empezamos también a encontrar ganado vacuno pastando en las laderas de la montaña. Nos acercamos a la Collada de Meianell. Volvemos a hacer otra parada, antes de que el camino de un giro de 90 grados hacia el norte. Nos vamos acercando al final de la subida.
Pasamos por debajo de algunos picos importantes como el Puig Cerverís (2206 m) o el Puig Rodonell (2164 m), ambos vértices geodésicos. Delante de nosotros podíamos distinguir el Balandrau (2584 m). A lo lejos comenzamos a ver el refugio de Tregurà, y después de varias curvas llegamos por fin, cuando el reloj ya marca
pasadas las 10:30. Hace un día estupendo, aunque se levanta un poco de aire. Después de esperar la llegada de todos los bikers, nos disponemos a hacer una buena parada para almorzar merecidamente, después de más de 20 kilómetros de constante subida. Nos encontramos ya a 2060 m.
Después del almuerzo, nos ponemos nuevamente en ruta, después de despedirnos momentáneamente de Vistu, el cual decide volver bajando por el mismo camino. La subida prácticamente ha finalizado, ahora entramos en una zona prácticamente llana y volvemos a tomar una orientación este, cuando comienza una larga bajada por una pista ancha muy pedregosa. Antes de llegar a la Creu de Fusta, el Capitán Fanegas pincha la rueda de atrás (el único pinchazo de toda la salida). La mayor parte del grupo espera en la cruz, mientras Javi, Antoni y el Rodillas ayudan al Capi a cambiar la rueda. Una vez solucionado el problema se unen al resto del grupo y continuamos la bajada. Pronto entramos en una pista cimentada que nos llevará hasta Tregurà de Dalt y Tregurà de Baix. Después por asfalto llegamos por fin a la carretera que nos llevará hasta Vilallonga.
Una vez en Vilallonga, el Calambres y el Nublado nos han enseñado una de las centrales hidroeléctricas en las que trabajan. Después hemos continuado hasta llegar al cruce donde sale a la derecha la carretera que nos ha llevado hasta La Roca y posteriormente a L’Abella, donde hemos vuelto a parar para reagruparnos.
A partir de ahora comienza la parte verdaderamente dura de la salida. Ya para empezar, debemos recorrer unas calles de L’Abella con un desnivel más que considerable. Salimos del pueblo y todavía por pista asfaltada el desnivel sigue siendo durísimo. Se acaba el cemento y la primera rampa de camino es rompepiernas, más si tenemos en cuenta que llevamos muchos kilómetros de subida
acumulados en nuestras piernas. Cuando el camino se suaviza y llegamos al primer rellano, volvemos a hacer otra parada de reagrupamiento.

Nos ponemos nuevamente en marcha y nos disponemos a salvar los cinco kilómetros que aún nos quedan para llegar a la Collada Verda. Se trata de un duro camino, con mucha piedra y muy irregular en cuanto a desniveles. Vamos ganando poco a poco metros a la ruta, haciendo de vez en cuando alguna parada para no estirarnos demasiado. Las fuerzas empiezan a escasear y los tirones a amenazar algunos de nuestros músculos. Nuevamente volvemos a divisar toda la Serra Cavallera delante de nosotros. Por fin llegamos al refugio del Pla de Satlla, antesala de lo que sería uno de los últimos repechos, que daría paso a la Collada Verda, donde volvemos a reagruparnos.
A partir de aquí, ya sólo queda empezar a bajar hasta Pardines. Se trata de un camino muy inclinado y pedregoso, pero muy divertido. De vez en cuando hay algún repecho, después de cruzar algún pequeño arroyo, pero no tardamos mucho en llegar al pueblo. Desde Pardines hasta Ribes de Freser es un agradable paseo por carretera y en bajada. Atravesamos Ribes y llegamos por fin al lugar donde están los vehículos estacionados y donde nos espera una suculenta comida para reponer todo lo que hemos gastado (que seguro no ha sido poco). Al final la aventura nos deja 64,07 kilómetros y unos 2000 metros de desnivel acumulado de subida. Son casi las 15:30 y nos hemos preparado para pasar juntos el último rato antes de volver a casa. Como siempre, una gran salida, con una compañía muy especial. Otro gran día para recordar con los Coyotes Bikers!!!

2 коментарів

  • Фото no m'atabalis

    no m'atabalis 11 серп. 2014

    La meva primera sortida amb el grup Coyotes, ruta feixuga, que a mes a mes va coincidir amb un mal dia per part meva, però que va quedar àmpliament superat per el magnífic tracte rebut per part del grup. Fins a tal punt, que quasi tres anys desprès segueixo amb el grup.

  • Фото Capi Percherones Bikers

    Capi Percherones Bikers 11 серп. 2014

    La bona gent sempre troba puesto en qualsevol lloc...i tu, Antoni has demostrat ser molt bona gent, per això va ser una sort pel grup que vinguessis i et quedessis....continuem pedalant!!!!!

You can or this trail