Час  4 годин 33 хвилин

Координати 3391

Uploaded 14 лютого 2015

Recorded лютого 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1 324 m
604 m
0
8,6
17
34,49 km

Переглянуто 1195 раз(и), завантажено 40 раз(и)

біля Pinos del Valle, Andalucía (España)

Aún la noche no se ha hecho día, y solo oigo la cadencia constante y pertinaz, aunque leve de la lluvia que está dispuesta a amargarnos el día.

Con el fin de no "embarrizarnos", tal como están los alrededores, optamos por la Sierra de Los Guajares. Concretamente por Pinos del Valle, ya que su formación geológica principalmente son dolinas, con alta capacidad de absorción de agua.
Aunque la lluvia no es muy intensa durante el viaje, esta nos acompaña hasta las puertas del Valle de Lecrín.

Junto al Pabellón Deportivo, y el antiguo Lavadero del pueblo, con la incertidumbre de si el tiempo nos dejara pedalear, montamos las maquinas, y una vez aquí, ya no caben más dudas ni divagaciones. ¡¡¡Andando!!!... Lo que sea, será.

Sumidos en una gran nube que encierra toda la Sierra de Los Guajares, y más concretamente el Cerro del Crucero de norte a sur, y de Este a Oeste, sin vistas en el horizonte, pues todo el cielo está cerrado y encapotado, con lluvia fina pero constante, entre cultivos de pie de monte como almendros y olivos, vamos ascendiendo paralelos al barranco de Las Arenas y Canjorro hasta llegar al de Las Cabezuelas. En este gran barranco que en realidad es una gran rambla, a nuestra izquierda hay un aguadero para recoger el agua de lluvia para el ganado. Muy cerca hay un aprisco de ganado, el cual está guardado por unos perros, que al advertir nuestra presencia, nos avisan de que "ellos" están ahí.
Además de ellos, hoy está el pastor que ha subido a ordeñar los animales, y bajar con su preciada carga. A partir de este barranco comenzamos a ganar altura entre pinares por el barranco del Pozuelo hasta coronar en el Collado del Pozuelo, previo paso por el Cortijo del mismo nombre, en el cual somos recibidos por los perros del cortijo, protestando por nuestra presencia. El cortijo original del Pozuelo está en desuso y lo tenemos a la derecha del camino. Actualmente el nuevo, se encuentra cerca del camino entre olivos, pero a la izquierda según ascendemos.

Ha costado lo suyo coronar el Collado. Aquí no llueve, pero tenemos otros desagradables "compañeros"

El viento por la cuerda que nos lleva a la Giralda, es intenso y racheado. Por momentos y en más de una ocasión, nos vimos más de uno en el suelo, y para colmo niebla. Niebla que no nos deja ver a más de cincuenta metros. Quien lo diría... viento y niebla juntos... las vistas que desde esta cuerda, tan majestuosas en días normales de la costa granadina, hoy no las vamos a poder disfrutar.
Pasamos por el Collado de La Giralda sin detenernos apenas, solo el momento de hacer unas breves fotos en un lugar tan característico como este, en el cual las vistas de los cuatro puntos cardinales, son sobrecogedoras. Por la belleza y magnitud de las mismas.

Conforme bajamos hacía el barranco de Fuente Alta y de Zaza, las nubes se van disipando, y el horizonte se va abriendo y agrandando. ¡¡¡Por fin, vemos parte de la inmensidad que nos rodea!!!

En las proximidades de la Casa de Zaza, abandonamos el carril principal a nuestra izquierda para tomar la Vereda de La Solana. Esta Vereda es la que antiguamente utilizaban los arrieros en su camino de Pinos del Valle a los Guajares (Guajar Fondon, Guajar Faraguit y Guajar Alto). La vereda va faldeando entre pinares y claros a media ladera por la cara sur el Cerro del Crucero de Pinos, hasta la unión con la que sube a la Ermita del Santo Cristo del Zapato en el Cerro Chinchirilla.

La vereda tiene tramos que hay que poner pie a tierra, pero en gran parte es ciclable, y un placer pasar por ella.
Desde que tomamos el camino que nos lleva a la Ermita, hasta llegar a ella, es algo más de un kilometro con una pendiente extrema. Es una subida brutal, no da respiro, es sencillamente matadora. Subir hasta arriba sin poner pie a tierra, es un logro, que en mi caso no pude culminar. Conforme subes, lo único que te preguntas es: ¡¡¡¿esto, cuando se acaba?!!! se acaba cuando llegas, claro está, y cuando llegas y miras de norte a sur y de este a oeste....¡¡¡¡sorprendente, maravilloso, inigualable, fantástico, extasiante, algo único!!! . Solo el azote del viento racheado que con intensidad nos azota, rompe el halo místico de todo lo que contemplamos.

Parece que estás en una parte del cielo y con los pies en el aire. El Pantano de Beznar, Pinos del Valle a tus pies, todo el Valle de Lecrín, Sierra Nevada, la costa granadina.....

En la pequeña ermita, pero con una enorme cruz en su exterior, accedemos a su interior con respeto y en silencio. Un atril con velas encendidas crean un clima de calidez y templanza, que serena el espirito y el alma.
Con el mismo respeto y silencio que llegamos, desandamos el camino hacia el lugar de donde partimos, disfrutando (ahora sí) de una bajada "disfrutona" en continuo zigzagueo hasta la fuente y lavadero que fue el inicio de una ruta especial. Por el día, por el entorno, por el viento, por la niebla y por la misma lluvia, que tuvimos la suerte de "disfrutarla"....sí, sí.

Una vez organizados, pero al revés que esta mañana, disfrutamos de unas cervezas acompañadas de unos manjares que engullimos con fruición y delicia para recuperar energía, a costa de chiken como padrino de la nueva máquina, la CHIKEN TECNOLOGIG 29 er, bautizada en una ruta digna de su altura.

Destacar que los integrantes del grupo hoy hemos sido solo cuatro, cuando normalmente solemos juntarnos una buena peña: CHIKEN, CELEBIKE, VENENO, y el que suscribe.
Chiken, enhorabuena por el maquinón, que lo disfrutes muchísimo, y que yo lo vea compartiendo rutas y buenos momentos.

SOBRE EL SANTO CRISTO DEL ZAPATO Y SU ERMITA:
El Santo Cristo del Zapato es una imagen de Cristo vestido de Sacerdote acompañada de los patrones de Pinos del Valle, San Roque y San Sebastián, que se venera en Pinos del Valle desde el 9 de octubre de 1791 a devoción de Don José Nicolás Orbe que era vicario hijo del pueblo, tío del cardenal Binel y Orbe.

Se encuentra en una ermita con una gran cruz en lo más alto de el cerro de Chinchirina (recientemente rehabilitada después de que le cayera un rayo en febrero de 2009). Esta imagen es distinta a todas las demás de cristo crucificado en las que se contemplan la desnudez, las heridas, el dolor, la agonía y la muerte. En esta imagen se le ve en la cruz, pero vivo, su expresión no es de dolor es de paz y serenidad, con los ojos abiertos mirando al mundo con misericordia. La corona no es de espinas sino de rey. No está desnudo sino vestido con alba y estola significando que es el sumo sacerdote, pontífice entre dios y los hombres.

6 коментарів

  • Фото chiken

    chiken 15 лют. 2015

    hola juan que buen día hemos echao y que bien lo has descrito,estos días son los que a mi me encantan,lo malo de estos días es que pierdes las vistas tan impresionantes tienes desde la cuerda de la giraldilla,pero por otro lado tiene su encanto de misterioso

    un saludo y ya estamos preparando la prosima

  • Фото JUHEGUZ

    JUHEGUZ 16 лют. 2015

    Hola chiken!!
    Como bien dices, ha sido un día de cine. Hemos disfrutado en todos los sentidos.
    En la próxima, más.

  • Фото Javier Suricatos

    Javier Suricatos 23 лют. 2015

    Preciosa circular y bien dura. El entorno de esa zona de lujo. Enhorabuena Juan.
    Un saludo.

  • Фото JUHEGUZ

    JUHEGUZ 23 лют. 2015

    Hola Javier!!!
    Como bien comentas, tiene todos los ingredientes de una ruta que aunque corta, no te deja indiferente. Es otro rincón lleno de belleza de los que atesora nuestra provincia, para disfrutar de la naturaleza, y de lo que nos gusta.

    Otro para ti, y gracias por comentar y valorar.

  • Фото papepas

    papepas 10 лип. 2017

    I have followed this trail  View more

    Hola Juan
    Casualidades de la vida, el mismo día que la hice yo, una fina lluvia me acompañó durante buena parte de la mañana pero para mi gran suerte, ésta desapareció y con ella las nubes, justo al llegar al Cortijo del Pozuelo. Gracias a eso pude disfrutar de las soberbias vistas que hay una vez pasas el collado.
    Ruta en su mayor parte pistera, que se goza especialmente una vez coronas el collado.
    El sendero es difícil y además los matorrales se lo están comiendo. Echar pie a tierra será obligatorio al menos 6 o 7 veces a cortos tramos. Lo cual no desmerece el hacerlo.
    No hay fuentes o al menos yo no las vi en toda la ruta.
    La subida doy fe que es dura y difícil incluso dar los giros en las zetas. Me motivaron las palabras de Juan e intenté hacerla del tirón y pude!!
    Al finalizar aproveché para comprar aceite en la cooperativa aceitera que hay en el punto de salida, del Valle del Lecrin. Fantástico!!
    En resumen, una ruta preciosa, especialmente su segunda mitad, con preciosas vistas y exigente física y técnicamente.
    Gracias por compartir ésta y otras rutas tan chulas

  • Фото JUHEGUZ

    JUHEGUZ 20 лип. 2017

    Hola Papepas!!.
    Gracias por los comentarios y valoraciones.
    Fuera de eso, es cierto que el recorrido es digno de recorrerlo, y que una vez en el promontorio donde se ubica la ermita, el escenario que tenemos a nuestros pies, impresiona.

You can or this trail