-
-
994 m
587 m
0
16
31
62,77 km

Переглянуто 1551 раз(и), завантажено 101 раз(и)

біля Alcalá de Henares, Madrid (España)

Ida por la mítica subida a Los Santos de la Humosa y pasando por Chiloeches. La vuelta mucho más recta y llana por Alovera, Azuqueca de Henares y Meco.

Se intenta evitar en lo posible el paso por carreteras excepto en las poblaciones, dado que no se pasa por ningún lugar peligroso o con mucho tráfico.

Se empieza en la Plaza de la Juventud (al lado del recinto ferial) en dirección al Alcampo. Más adelante comienza el carril bici al que también se puede llegar cogiendo el camino del río en la Juve a la derecha.

Una vez pasamos el Alcampo por el paseo que hay junto al río, cogemos la carretera local que nos lleva al puente que cruza el Henares y nos deja en el camino de Los Santos.

Se hace la subida como buenamente pueda cada uno. Yo he optado por el camino de la izquierda y luego antes de llegar a la carretera desviarme a la derecha por una rampa muy empinada que últimamente con el paso de la gente se ha hecho bastante transitable. Lo malo es que hace subir demasiado las pulsaciones para una ruta tan larga. Recomiendo subir directamente por la carretera que es bastante más cómodo, pero si a alguien le da miedo o no le gusta también puede elegir antes el camino de la derecha que es un pelín más largo y menos exigente y va a parar a la plaza de toros de Los Santos.

En cualquier caso subimos hasta arriba del pueblo y giramos a la izquierda para poner rumbo a Chiloeches, con unas vistas bastante interesantes que tendremos a nuestra izquierda.

Un poco más adelante llegaremos ya a la frontera con Castilla-La Mancha y pasaremos por un camino estrecho y divertido que pasa al lado de una urbanización. Después seguimos por un camino hecho en mitad de un sembrado, pero creo que es camino público porque todos los años se hace y lo utiliza todo el mundo sea andando o en bici.

Dejamos el sembrado a un lado y empezamos la bajada por el Castillo de Chiloeches, que si se va con tiempo y nunca se ha estado merece la pena acercarse por las vistas que ofrece. Cuidado en la bajada con las piedras sueltas en las curvas, no es demasiado complicada ni peligrosa pero es de las de no relajarse.

Cruzamos el pueblo y salimos a la carretera unos cientos de metros, tenemos que cruzarla al final para coger el camino que nos lleva a Guadalajara. Es bastante entretenido y justo al principio (los 3km iniciales aprox.) pica para arriba, en algunos casos más de lo que te puedes esperar.

Luego hay una multitud de caminos que se cruzan y hay que prestar atención a la navegación. Al final en uno de ellos se gira a la izquierda y empieza la bajada a Guadalajara que en algunos casos tiene cachos muy rotos, con mucha piedra grande y suelta. Requiere un poco de técnica pero si no se tiene demasiada con ir lento es más que suficiente.

Ya en Guadalajara se entra por el hospital en la N-320 y si no se quiere dar mucha vuelta es mejor hacer lo que hice y al llegar continuar por el arcén a la izquierda unos metros y luego coger el desvío que entra en la ciudad. Es más o menos según llegas sigues recto. Si veis a la Guardia Civil cerca ni se os ocurra hacerlo :D

Después solo hay que cruzar la ciudad, que es bastante fácil y no hay un tráfico que asuste.
En otras rutas que he visto de hace unos años se podían cruzar las vías más fácilmente, ahora ese paso está cerrado (o yo no sido capaz de encontrarlo) y la única manera de hacerlo es o bien cruzando las vías directamente por algún agujero en la valla que hay paralela a la Calle Francisco Aritio o saliendo por la carretera de Cabanillas, cruzándola y subiendo al camino que hay al otro lado de las vías por unas escaleras. Evidentemente hay más opciones, pero implican dar más vuelta y con lo fácil que es esta alternativa no merece la pena perder más tiempo.

La vuelta es bastante fácil, plácida y casi completamente recta atravesando Alovera y Azuqueca de Henares. Luego se llega a la carretera que va desde la A2 a Meco que tendremos que coger durante unos 500 metros hasta la entrada al polígono industrial. Si bien la carretera no tiene arcén y la densidad de coches no es nula, tampoco es demasiado elevada.

Después se atraviesa el polígono y se entra en el camino que va a Alcalá pasando por la cárcel de Alcalá-Meco. Antes de llegar allí está el humedal que se formó hace unos años en los agujeros de unas obras que hicieron para ampliar el polígono. En esta época esta lleno de pájaros y rompe con lo aburrido de este camino de vuelta.

Pasada la cárcel se llega al campus externo de la Universidad de Alcalá que atravesaremos hasta llegar a la BRIPAC. En todo el campus hay carril bici pero no merece la pena cogerlo hasta este punto para entrar a la ciudad por la Calle Ávila. Justo en la rotonda que hay antes del puente que cruza las vías del tren se acaba el carril bici, pero si no se quiere ir por la carretera se puede cruzar por las aceras que hay a ambos lados y seguir por allí hasta el carril bici que empieza pasada la siguiente rotonda. Aunque lo más cómodo de todo este trayecto es ir por la carretera aunque haya coches.

Finalmente es volver por donde salimos y llegamos de nuevo a la Plaza de la Juventud.



La ida se puede hacer casi en cualquier circunstancia, no incrementa demasiado la dureza que ya tiene. Pero no es muy recomendable hacerla cuando da el viento de cara en la vuelta porque ralentiza mucho la marcha al ir todo en llano y por mitad del campo. O si ha llovido mucho los días previos, porque el suelo en estos tramos finales es muy arcilloso y frena demasiado.

Коментарі

    You can or this trail