-
-
1 379 m
790 m
0
4,1
8,2
16,5 km

Переглянуто 322 раз(и), завантажено 15 раз(и)

біля Navamorcuende, Castilla-La Mancha (España)

Aprovechando las abundantes nevadas que este año nos ha regalado el invierno, le propuse a mi compañero de fatigas Pablo que hiciéramos una carrerita de trail por alguna zona donde hubiese cuajado la nieve. Después de proponer varias zonas, al final nos decidimos por ir a la zona del Piélago y subir a las famosas antenas por parte del trazado de una carrera de trail que él hizo hace tiempo.
Fuimos un sábado en el que daban previsión de nieve así que mejor, para mí no hay mejor sensación que la de correr mientras nieva. La ruta empezaba en Navamorcuende, dejamos el coche al lado del inicio de la ruta. Hacía bastante frío así que sin pensarlo mucho empezamos a subir por un camino sencillo. Todavía no veíamos nieve ni indicios de verla en breve, me empecé a mosquear ya que nuestra intención era correr por el manto blanco, “a ver si en esta zona no ha cuajado la nieve”, pensé. Le dije a Pablo que teníamos que haber ido a corral de Cantos que era otra posibilidad que barajábamos, pero me dijo que esperásemos a coger altura que seguro que la encontrábamos.
Después del camino nos metimos por un cortafuegos que es una pared y además con mucha piedra suelta, madre mía y al comienzo… Yo empecé a penar como de costumbre en las subidas y Pablo subió fresco como una rosa, yo no sé cómo hace este hombre para subir así. Me dice que en la carrera ese tramo fue de bajada y que la gente bajaba a tumba abierta, no me quiero ni imaginar. Llegamos arriba, yo casi echando el bofe, y empezamos ya a ver nieve, menos mal, y para rematar, empezó a nevar, la cosa iba mejorando.
Seguimos subiendo y, ahora sí, llegando a las antenas, el camino se va transformando en un manto blanco espeso donde ya no se veía el suelo, que maravilla, nos paramos a hacer fotos en la zona de las antenas. La nevada se empezó a hacer más copiosa y nos dispusimos a bajar por una zona de pista, completamente nevada, disfrutando como unos enanos. Después de pasar un tramo donde tuvimos que buscar el camino, ya que con la nieve no se distinguía nada, llegamos a una zona en la que cruzamos una carretera, donde la nieve también empezó a cuajar, y vimos el coche de una persona que estaba allí haciendo fotos, le dijimos que no se descuidara en bajar, que iban a empeorar las condiciones. Desde aquí volvimos a subir hacia una zona donde hay aun desvío al monte Venus, pero decidimos no subir ya que es ida y vuelta, e íbamos con hora por asuntos familiares de Pablo.
Ya desde aquí fue todo bajada, primero una zona más técnica, empeorada por la nieve y luego por una zona más sencilla y ya con menos nieve, pero que estuvimos un rato buscando el camino porque no estaba muy claro. Esto hizo que nos retrasáramos y al final tuviéramos que apretar, en una zona en la que, en condiciones normales ya es técnica porque había mucha piedra suelta, pero ese día con la nieve que quedaba, aunque era menos que arriba, lo suficiente para no ver bien las piedras con el consiguiente riesgo de tener una torcedura. Tengo que decir que el punto fuerte mi compañero de fatigas no son precisamente las bajadas técnicas, pero ese día bajó a tal velocidad que me costaba seguirlo, así que le dije en broma que la próxima vez que quisiera ganar una carrera que le ponga su mujer hora de llegada que seguro que gana. Al final llegamos al coche sin ningún percance. A estirar, comer algo y para casa.
Preciosa ruta, merece la pena en cualquier época del año, pero en estas condiciones hace que sea una maravilla para los sentidos.

Коментарі

    You can or this trail